Esta vivienda plurifamiliar necesitaba abrir la cocina a la sala para disfrutar de más amplitud y aprovechar al máximo cada metro cuadrado del espacio. Nuestro proyecto de diseño e interiorismo se basó en dar a los clientes la máxima funcionalidad en el poco espacio que disponían, con un presupuesto acotado.

De este modo, combinando colores claros, nuevo pavimento y nueva pintura para las paredes, se consiguió una cocina, aún con todas las limitaciones, da sensación de amplitud y luminosidad.