El proyecto de interiorismo de este edificio de obra nueva alcanzó todo los espacios de la construcción; desde el parking y la fachada, hasta el piso de la primera planta y el dúplex de la segunda. En este se creó una diferenciación de estilo por cada planta, de acuerdo con las actividades a las cuales se destina cada espacio, es decir, en la primera planta de líneas modernas y limpias se distribuyó la cocina, sala de estar y comedor, junto con tres habitaciones y dos baños.

Además, para no privar de luz a cada espacio se incluyeron clarboyas que conectan de forma directa con la cubierta. Y se diseñó una iluminación indirecta a techo que, junto con las texturas de los papeles de pared, juegan con la volumetría del espacio.

 

En cuanto a los elementos de mobiliario; la cocina diseñada con PORCELANOSA conecta con la sala de estar mediante una puerta corredera que permite abrir el espacio en la sala o cerrarla para dividir las zonas, y entre los muebles de cocina se esconde la puerta que da lugar al lavadero.

 


La sala de estar continúa con la misma línea cromática de la cocina y conecta con las habitaciones a través del pasillo donde, a través de un panelado de madera, se esconden las puertas que abren a las habitaciones (no incluyen ni marco ni manecillas). La suit principal es un gran espacio donde la bañera y ducha presiden la habitación, de esta manera dividen el espacio del baño del espacio de dormitorio; en este dormitorio se tuvo mucho cuidado en el diseño de toda la iluminación junto con la claraboya, y el mobiliario a medida.

 


Al acceder a la planta superior a través de la escalera de vidrio (para dar sensación de amplitud visual al espacio) encontramos un espacio de estilo rústico con un diseño de pavimento multiforme de PORCELANOSA, con una barbacoa central, un pequeño office y comedor de día.

 

Complementado con una terraza exterior donde preside el espacio un jacuzzi que permite hacer uso también en invierno, mediante su alimentación a través de placas solares, que permiten a los clientes reducir el coste energético del calentamiento del agua. Además, la planta incluye una habitación de invitados, un despacho con claraboya y un baño diseñado también con PORCELANOSA, donde se cortaron las baldosas en varios formatos y se combinaron las piezas intercalando acabados mate o brillante, creando un juego de texturas en la pared.

Como espacios complementarios al edificio, diseñamos el hall donde se incorporó un diseño de pavimento único; la parte central del espacio incluye una baldosa estrechada, y a medida que la baldosa se acerca a los extremos, el formato de esta va creciendo. Además, la puerta que da a otros servicios del edificio queda integrada en el panelado de madera, y Aurelio Cachafeiro, un artista que da vida a las paredes, diseñó para nosotros toda la pared lateral del espacio.

 

A nivel de espacios exteriores, nuestro diseño también incluyó la fachada, donde a petición del cliente, se incluyó un pequeño gesto al edificio de Toyo Ito de Paseo de Gràcia; creando un juego de ondulaciones con chapa en el diseño de las balconeras, siempre teniendo la limitación del cumplimiento de la normativa.