Hoy en nuestro Estudio de Interiorismo en Barcelona os queremos hablar sobre si ¿es posible realizar una reforma low cost? Y es que cada vez nos estamos alejando del prejuicio inculcado de que una reforma interior y la contratación de un interiorista requiere la elección de materiales que están fuera de nuestro alcance, con el resultado de obtener espacios que parecen más un museo que un comedor.

 

COCINA-NARANJA

Y es que más caro no significa mejor buen gusto.

Las generaciones cambian y con ello los modelos de sociedad, y como todos sabemos y notamos, la crisis existe, pero esto no implica que las familias no evolucionen y necesiten realizar cambios en su hogares. Nosotros como diseñadores, ponemos el mismo empeño y dedicación en conseguir mejorar la calidad de vida de nuestros clientes, tanto si tienen un presupuesto ajustado como si disponen de un marguen amplio. Es más, me atrevo a decir, que los presupuestos pequeños requieren más cariño para encontrar las soluciones adecuadas, y por ello, la dedicación por nuestra parte es mayor.

Todo depende de la elección que se haga respecto al mobiliario, acabados…y es que recurrir a IKEA no es un pecado, a diferencia de lo que otros interioristas opinan. Simplemente hay que ser critico y saber adaptar las soluciones, que con pequeñas modificaciones pueden resultar mejor que otros mobiliarios más caros. A demás, nuestra experiencia permite guiar en la elección de los materiales, con el fin de conseguir el objetivo ajustándose al presupuesto.

Así pues, sí es posible realizar reformas low cost, y cada vez mas se está instaurando este tipo de proyectos. Por un lado por la situación económica y por otro porque la sociedad se esta liberando de este prejuicio de que solo los ricos contratan a un interiorista.